Nuestro simple verano 2017

Hace diez años que vivimos en España. Fuimos capaces de meter nuestra vida en dos maletas, cruzar el charco y tener una vida en Madrid como la que siempre habíamos deseado. Trabajábamos, viajábamos, volví a practicar hockey, mi chico volvía a dibujar, nos reíamos con amigos y vivíamos pensando que estábamos en la cumbre de la felicidad plena (y pensábamos que no teníamos suficiente tiempo libre…)

Desde entonces a hoy, pasamos de ser una pareja a ser una familia con hijos (3) y perro (1) con todo lo que esto conlleva.

Fuimos descubriendo que la felicidad iba en aumento exponencial con cada hijo, cambiamos de casa, de coche, todo cada vez más familiar, más grande, más habitaciones, un coche se quedaba corto, una moto, dos ordenadores, dos móviles nuevos, más, más, más.

Y llenos de amor y cosas (muchas, muchas cosas) hace unos meses estábamos despotricando de esta “vida mediocre” que nunca nos alcanza para nada más que para vivir ajustados, que ahorrar es tarea imposible, que si se representa tanto esfuerzo en dinero, que si volvemos a hacer maletas e irnos, que si nos quedamos y cuantas cosas nuevas podemos hacer para tener más, más cosas. ¿Que cosas? No se… más cosas

¿Pero necesitamos más cosas? Igual si, pero creo que tenemos suficiente y más, pero esto de todos modos no va bien no alcanza.

¿Que queremos alcanzar? ¿Que queremos tener?

Nosotros nada, pero claro a los niños siempre les faltan cosas.

 

—Silencio—

 

Luca me dice: -“Mami estas pegada al móvil”

Milo me grita:  -“Es que siempre que me dices -ya voy- no vienes”

Nina me sonríe mientras yo, miro una pantalla.

 

—Silencio—

 

¿Que me pasa? ¿Porque pierdo el tiempo viendo cosas que “tengo” que tener, mientras dejo de “estar”?

 

Menos tener y más estar.

 

Menos tener, una casa llena de cosas que no se usan que ya nadie disfruta.

¿Pero no quería más cosas?

 

Más estar, pero de verdad.

 

Revelación mental y pienso “Cuando no tenía internet en el teléfono era una persona más interesante, antes tejía ahora tengo un tablero de Pinterest de tejidos, antes hablaba en un café ahora hago audio WhatsApp, antes hacía fotos porque si, ahora pienso en la web y en Instagram”

 

¿Que me/nos pasa? Algo no va bien.

Hay mucha cosa inservible, mucho tiempo y energía invertido en sitios equivocados.

Necesitamos menos, tenemos mucho y de mala calidad.

Algo debe cambiar este verano, en busca de la simplicidad buscaremos nuestro simple verano.

mommo-fotografia-simple-verano Captura de pantalla 2017-09-21 a las 11.55.59

 

 

2017-10-17T17:25:20+00:00

About the Author:

Natalia
Nací en el 80´. Soy madre, amiga, herma... bla bla bla... Vivo con tres hombres y un perro. He visto cosas que no creerían.

Leave A Comment