La semana pasada escribía:

Mi relación con Instagram es de amor-odio sumado a mi estado emocional embarazada es, como decirlo… no color de rosa, no camino sobre nubes, no vivo una irreal “dolce attesa”, será el tercer embarazo, será que recuerdo a la primeriza de hace 7 años y me da penica… Le diría tantas cosas, la primera sería deja de comprar, la maternidad es mucho más que llenar los armarios de cosas de bebes, lee más, tener un hij@ es muy complejo y bello, pero no lo descubres hasta que la vida te da tres o más cachetazos en el puerperio. Las reacciones de las personas cuando te preguntan: Como lo llevas? Y sin ninguna gana de engañar… los miras con cara de “he estado mejor”. Solo en conexión con mi hija, sin las chorradas típicas de los embarazos instagrameros es -creo- mi embarazo más real (menos glamouroso para esta red social) pero mucho más real (cosa poco importante en esta red social)

 

Es una red social como tantas, pero la que me mas me irrita, serán las hormonas o yo que se,  pero aquí mis 5 razones por las que reniego de Instagram

 

1º- La primera es el postureo exagerado, así sin medias tintas.

Leí algo así como “Espero que tu  vida sea tan feliz como tu Instagram” y me dio mucha risa y después me hizo pensar. Algunas vidas contadas en el día a día en esta red social son tan irreales, tan forzadas, tan fuera de la realidad. Porque el día a día no siempre es bonito, pero esto es algo que en Instagram no se debe enseñar.  Y es lícito que no se quiera enseñar. Mejor dar la faceta mas guay de mi, de mis hijos, de mi hogar, así haga todas las fotos en un metro cuadrado de mi casa (siempre el mismo metro cuadrado, limpio y sin juguetes ni ropa que planchar por el medio), porque es lo mas “Pinterest”.

2º- Es una red social en donde uno va a enseñar sus nuevas compras, sus nuevos lugares, sus nuevos logros o sus nuevos estados de ánimo siempre o casi siempre “publicitando” del estilo:

  • “Hoy estoy de un bajón increíble :( así que mejor manta de @mimantamolona y té en mi nueva tacita de @tacitasmolonas. O_0

Vendiendo hasta en  los días de bajon, y claro entiendo que hay muchas cuentas  en las cuales son sponsor que envían productos y tienen que dar su opinión al respecto, pero esa falta de sinceridad a veces es tan evidente que involuciono al leerlas y ver el sinsentido de las imágenes.

3º- Una foto bonita no dice nada por si misma, mas allá de; me he pasado trescientas horas viendo otras cuentas y ahora sé como hay que sacar en Instagram una mano con un ramo de flores o como posar mi pie junto a un gato.

4º – La comida se les cae de los platos siempre… ¿Porque no meten todos los cereales al bol? ¿Porque se les caen trozos de fruta o las verduras o los condimentos fuera del plato? No lo entiendo. No es mas bonito.

5º- Cientos de familias tienen habitaciones de niños iguales, los mismos cuadros, los mismos tonos de papeles de pared, las mismas mantas, los mismos juguetes, los mismos manteles, los mismos adornos, las mismas tazas, hasta las mismas lámparas. Leen los mismo libros y posan con el mismo outfit que otras 300 personas. Es como un submundo en donde la diversidad, lo caótico y lo distinto esta bien, si puedes etiquetarlo en Instagram, sino compra y enseña lo que tiene muchos #

Tengo una cuenta de Instagram pero no me gusta eso de la vida con teléfono en mano, soy mas de tirar de aplicaciones que suben las imágenes a destiempo si, pero eso me permite vivir sin pensar en que foto hago para publicar, en vez de que foto me gustaría hacer a mi, pero he de decir que allí he encontrado trabajos que me han sacado de la zona de confort y son una fuente incansable de inspiración.

Y no, algunos no tienen 50K de seguidores. Como hay cuentas de miles de seguidores en donde entiendes el porque del éxito, en contrapartida a cuentas con miles de seguidores en donde solo enseñan calcetines y gatos en sus desayunos. Misterios instagrameros…

De todos modos, es una buena red social para conocer trabajos fotográficos de otras personas, que siendo profesionales o no, hacen verdaderas maravillas con sus teléfonos o sus cámaras. Porque la fotografía no es solamente equipos, trabajo de estudio de luz y retoques, esta bueno aquello de, que todo el mundo haga fotos, de un simple modo. Que mas da que no haya objetivo, diafragma, enfoque… si capta un instante de vida que te emocione,  no importa tanto el resultado sino el amor que has puesto en ella,  una buena foto es aquella que tiene esencia, que cuenta una historia o puedes imaginar lo que se respiraba en aquel instante -para mi- en definitiva, no muero de amor por Instagram ni mucho menos, como me decían “se hace bola muchas veces” pero es una buena red social en donde si sabes discernir que la vida de las personas no es como te la muestran, ni como te la cuentan, sino observar cuales imágenes de todo el feed llevarías a papel. Si son gatos el 50% y desayunos el otro 50%  en mi caso seguro que no :)

 

Les dejo 5 cuentas que me encantan, por si quieres dar un vistazo:

https://www.instagram.com/growingwildthings/

https://www.instagram.com/boys_run_free/

Madres de varones enseñando la vida con un poco mas de realidad, niños sucios y despeinados haciendo cosas de niños, no posando.

https://www.instagram.com/breastfeedingart/

Cuenta que recen trabajos gráficos sobre lactancia materna y en especial me han impactado las imagenes de las nurses negras amamantando niños blancos.

https://www.instagram.com/maxinehelfman2/

Retratos con una fuerza en la mirada que es imposible dejar de mirar. Cuidado! Advertencia! Puede ser adictivo.

https://www.instagram.com/laurie_melia/

Artista plástica que realiza cosas monérrimas en especial unos jarroncitos de chochetes que son adorables XD